Isabel Garzón

Esta vida no es de prueba, ¡Vívela!

Un minuto más para respirar

¡Buenos días!

Volvamos a activar la respiración de una forma consciente. Recuerda que la respiración es innata, damos por hecho que ocurre sin mas y no le prestamos atención.

Respirar.

Cuando estamos tensos, nuestra respiración se centra en el pecho, aparece la respiración clavicular, parece que nos ahoga.

Prestar atención a la respiración es una forma de anclarnos en el presente. Es un recurso bastante disponible y de los más eficaces que tenemos, que nos sirve cuando nuestra atención se va hacia el pasado o se proyecta al futuro.

¡Vamos! Programa un minuto en el móvil.

Inspira y espira varias veces. Descubre dónde sientes tu aliento, en el pecho, estómago, caja torácica, nariz, boca, garganta.

Observa

 ¿Dónde lo ubicas? Ahora céntrate en su temperatura ¿Cuál es tu temperatura? ¿Cómo es? Recuerda que si viene algún pensamiento solo tienes que decir ahora no y volver a la respiración.

Seguro que se te ha pasado ya el minuto… ¿Qué ha ocurrido? ¿Qué has observado?

Cuantos más minutos al día hagas este ejercicio más consciente te sentirás y vivirás las cosas desde otra perspectiva.

Y hoy ¿Estás dispuesto a invertir en ti algún minuto más? Y hacerlo ¿Qué significa para ti?

¡Que tengas un día extraordinario!

0