Isabel Garzón

Esta vida no es de prueba, ¡Vívela!

Qué es lo peor que podría pasar con el miedo

¡Buenos días!

Hay una pregunta que yo siempre me hago cuando creo o siento que no se por donde tengo que ir, o no se que hacer.

Con respecto al miedo que nos produce algo pasa lo mismo.

Observa tu miedo, con las opciones que tienes, con cada una de ella hazte una pregunta.

PASO 7. ¿QUÉ ES LO PEOR QUE TE PUEDE PASAR?

Toma conciencia del peor escenario posible si decides enfrentarte a tu miedo. En la mayoría de las ocasiones el peor escenario posible es bastante mejor que las consecuencias que tendrá en tu vida el no enfrentarte a tu miedo ahora.

Es decir ¿Qué puedo hacer? ¿cómo lo hago? Aquí tendrás muchas opciones, no discrimines ninguna, cógelas una por una y te preguntas y si cojo la opción 1 ¿Qué es lo peor que podría pasar?  .. y así sucesivamente con cada una de las opciones que crees que tienes. Este trabajo es increíble y te da una visión diferente sobre lo que denominas problema.

Si te das cuenta y observas que solemos al tomar una decisión, el miedo nos lleva la mayoría de las veces a afrontarlo como el peor momento de nuestra vida.

Pensamos y creemos que nos va la vida en ello. Frases como: ¿Para qué tengo que tomar esta decisión si estoy muy bien cómo estoy? ¿por qué esto ahora?   Son algunas de las preguntas que nos hacemos cuando nos enfrentamos con miedo a lo que creemos que es un problema para nosotros.

Sudamos, no dormimos, dudamos. Queremos saber qué pasaría si optáramos por una opción y qué pasaría si dejáramos por optar por la otra. Y mientras tanto el tiempo se pasa, tenemos que tomar una decisión y esperamos como buen futurólogo, adivinar por cualquier método inimaginable, qué decisión tomar.

Tomamos una y aun tomándola, seguimos pensando qué hubiera pasado si hubiéramos optado por la otra. 

Le damos vueltas a las cosas como hámster en la rueda creyendo que, dándole vueltas a la misma rueda sin pararte a cuestionarte las cosas, solo piensas.

Por eso observa la situación y ponte en lo peor que podría ocurrirte. Se todo lo negativo que quieras. Piensa en lo peor que podría ocurrirte si no alcanzaras la meta que te has propuesto, la decisión que quieres tomar, o qué hacer, si saliera mal la opción por la que has optado.

¿Qué ocurriría?

Pues la verdad que no soy adivina y solo es mi manera de ver las cosas, pero lo peor es siempre estar muerto, porque desde ahí no puede hacer nada.

Las demás opciones negativas que has pensado están basadas según tu ego y muchos miedos, como miedo a que me rechacen sino hago … miedo a que no me quieras si … miedo a que no me valoren cuando….

Todos los pensamientos catastrofistas que crees que podrían ocurrir, vas a salir de ellos, porque ya has salido de muchos.

¡¡Señores!!, nos hacemos unas pajas mentales, muy grandes. Y todo porque tenemos miedo al éxito y al qué dirán…y es ahí donde, acabamos optando por una decisión que creemos que nos puede producir el menor daño posible, la que pase lo que pase, seguiremos teniendo el cariño de los demás y no afectará a nuestro estatus quo.

¿QUÉ SERÍA LO PEOR QUE ME PODRÍA OCURRIR?

Todos nos hemos levantado tras una caída. La vida sigue adelante y hemos aprendido que por ahí no, que tal persona no es de fiar y que tenemos que hacer las cosas de otra manera, siguiendo como Gps si por aquí no, hay otra calle otra salida. Pero sabes ¿qué? sigues VIVO.

Y no ha pasado nada. Con el tiempo nos hemos reído. Hemos pensado que estábamos como una cabra al haber hecho tal o cual cosa, pero esas locuras nos han llevado mucho más lejos de lo que nos podríamos haber imaginado. Hemos aprendido cosas que desconocíamos, descubierto personas increíbles y otras que mejor no haber conocido… Y SEGUIMOS VIVOS.

Quizá no lo consigamos, pero te aseguro, que al no ser que quieras cruzar las cataratas del Niagara en un alambre y sin medidas de seguridad, la peor situación en la que te puedes encontrar a la hora de tomar una decisión siempre será la de:

SEGUIRAS VIVO PARA VOLVER A INTENTARLO…

Y ahora coge el miedo de la mano y pregunta ¿Qué es lo peor que puede pasar?

Recuerda que fallarás todas las canastas que no intentes. Haz que tus sueños sean más grandes que tus miedos. No vivas a medias por miedo a vivir. Actúa, entra en acción poco a poco y verás que al final te gustará enfrentarte a tus miedos para ir avanzando hacia tus sueños.

 

¡Que tengas un día extraordinario!

0