Isabel Garzón

Esta vida no es de prueba, ¡Vívela!

¡Nuevo! Un Minuto para tí

¡¡Buenos días!

 

Necesitamos encontrar calma, donde parece que no la hay, demasiados luminosos por todas partes. Exceso de información por todos lados, miedo, incertidumbre….

Tenemos la mente agitada, en alerta, hemos entrado en modo supervivencia.

Y sobre todo en estos momentos necesitamos regular nuestros estados emocionales.

Como cualquier músculo del cuerpo, la mente también se entrena, y como todo entrenamiento hay que repetir, repetir y repetir.

¿Crees que unas abdominales salen de hacer una abdominal al mes? No. ¿verdad? Pues esto es lo mismo.

La mayoría de nosotros tenemos una mente que nos parlotea sin parar, y puede resultar nuestro mayor enemigo. Nuestros pensamientos nos encadenan al pasado, nos arrepentimos de un pasado … los famosos “ si yo hubiera hecho” , y nos proyecta un futuro que no existe, que nos preocupa aún sin ocurrir  “ que pasara .. cuando.”

Aprovechemos este tiempo de reflexión, de parón que la vida nos regala, aunque no lo creamos a prestar atención, a poner foco. 

¿Qué es lo peor que podría pasar si no lo haces? Si nada tienes, nada puedes perder.

Así que como las abdominales vamos a comenzar por un minuto. ¿recuerdas un minuto para ti? Pues vamos a trabajar pequeños espacios de tiempo para ir creando en nuestra mente hábitos que nos ayuden, acompañen a percibir las cosas desde un estado de calma.

Puede parecer que el momento presente es uno entre muchos otros momentos, pero no es así, siempre es un único momento y la vida es ese momento.

Así que comencemos, programa un minuto en tu móvil, celular…

Este ejercicio de atención es mucho más poderoso de lo que te puedes imaginar.

Durante los siguientes 60 segundos, tu tarea consiste en centrar toda tu atención en la respiración. Es sólo un minuto 🙂 Deja tus ojos abiertos o ciérralos, como mejor te sientas y respira normalmente.

 Seguramente tu mente se distraerá en varias ocasiones, pero no importa, dirige nuevamente tu atención a la respiración.

¿Qué tal ha ido? ¿Cuántas veces te has distraído en un minuto? (imagina un día entero la distracción que tenemos sin darnos cuenta).

Puedes programar varios minutos al cabo del día, si solo haces un minuto al día, observa … 1 minuto al día, son 7 a la semana, 30 al mes, 365 al año. ¿Mejor que nada ¿No crees?

¡¡Vamos!! Programa un minuto para ti.

¡Que tengas un día extraordinario!

 

 

0